Acerca de nuestra iglesia

El Mejor lugar para edificar tu Vida

a

Lo que hacemos

Una verdad Única: UN SOLO DIOS

Creemos en un Dios, todo Poderoso, creador del cielo y la tierra y todo lo visible e invisible, existente en tres personas distintas: Padre, Hijo y Espíritu Santo, iguales en esencia y poder.

Veracidad de las escrituras

Creemos que la Biblia es veraz e inspirada por Dios, y describe la revelación de Dios al hombre como una infalible y autoritaria regla de fe y conducta (2 Timoteo 3:15 – 17).

El hombre caído y la redención.

Creemos que el hombre fue creado a la imagen de Dios, bueno y honesto. Sin embargo, el pecó y por consiguiente, se hizo merecedor de la muerte física y la muerte espiritual, la cual es separación de Dios. La única esperanza del hombre es la redención por medio de Jesucristo, el hijo de Dios (Génesis 1:26 – 31; 3:1 – 7; Romanos 5:12 – 21).

Salvación

Creemos que la salvación del hombre es un regalo de Dios que se obtiene por gracia y no por obras, a través de la fe en Cristo Jesús. El hombre es salvo por la obra de regeneración y renovación del Espíritu Santo.
Creemos que es necesario cuidar nuestra salvación, para no perder el regalo de la vida eterna, con temor, temblor, y que solo en santidad veremos a Dios.

Santificación

Creemos que es una condición para la salvación de hombre, y que es la voluntad de Dios para todo creyente. Creemos que es necesaria una separación total del pecado y de la mundanalidad, una completa consagración a Dios que abarca todas las áreas de nuestro ser. Por tanto, todo creyente debe caminar diligentemente y en obediencia a la Palabra de Dios.

Los dones del Espíritu Santo

Creemos en el mover Del Espíritu Santo de Dios y los dones que el otorga a sus hijos. Estos dones son habilidades sobrenaturales impartidas por el Espíritu Santo, a los creyentes para la obra del ministerio y la edificación de la Iglesia de Dios (1 Corintios 12).

Sanidad divina y liberación

La sanidad divina y la liberación son una parte integral del evangelio. La liberación de enfermedades es provista en el arrepentimiento y es un privilegio de todos los creyentes (Isaías 53:4 – 5; Mateo 8:16 – 17).
Creemos en que existen fuerzas espirituales de maldad que batallan en contra nuestra. Las cuales pueden ser echadas fuera, a través de la liberación, en El Nombre de Jesús (Efesios 6:12)

Acerca de nuestra Iglesia

Amamos servir a Dios y a la comunidad

a

  Palabra radical. Dios real.

a

“Creciendo para ser un templo SANTO en el Señor”- Efesios 2:21-22